Domina el Calentamiento de IP y logra el éxito en tus envíos - Agencia de marketing y tecnología
1837
single,single-post,postid-1837,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,popup-menu-slide-from-left,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Domina el Calentamiento de IP y logra el éxito en tus envíos

calentamiento_de_ip_estimadonull

Domina el Calentamiento de IP y logra el éxito en tus envíos

Seguro que antes de empezar una campaña de email marketing te ha surgido la duda de si tus correos llegarán a la bandeja de entrada o a la de spam de tu base de datos. Ante esta duda, habrás buscado y leído sobre ello para ver qué puedes hacer, y te habrá aparecido la palabra mágica del calentamiento de IP, como la gran estrategia o solución para conseguirlo.

En Estimadonull sabemos hacerlo, y queremos ayudarte a entenderlo para que tus campañas sean un éxito, y tus envíos lleguen donde tienen que llegar. Para ello, pondremos algunos ejemplos que esperamos que te ayuden a ver y entender el efecto que tiene realizar una campaña de email marketing con IP Propia o compartida y, además, haciendo calentamiento de IP. Dos puntos muy importantes para hacer un envío.

 

Calentamiento de IP: IP Propia o compartida

Cuando realizas una campaña de email marketing puedes compartir o no la IP. Nuestra experiencia nos dice que si la compartes, corres un gran riesgo de que tus envíos no lleguen a la bandeja de entrada, ya que puedes estar pagando los errores de los demás. Es decir, puedes estar realizando bien tus plantillas de email, siguiendo las principales pautas de: no incluir imágenes pesadas, tener un buen ratio de texto, no poner asuntos largos, cuidar tu BDD, etc., y que tus emails sigan llegando a la papelera y por tanto tu tasa de entregas esté entorno al 70%. Y dirás: «¿¡Por qué!?». La razón es muy sencilla, a la hora de enviar tus emails, salen a través de una IP que los servidores de correo reconocen de forma negativa, ya que estás compartiendo la IP con otra empresa que es muy probable que no tenga tanto cuidado como tú en sus envíos, y te penalizan los servidores a ti también, ya que no diferencian, y para ellos tú eres el mismo.

Conociendo esto, imagina que no sólo estás compartiendo IP con una empresa, sino con varias, y la mitad no siguen buenas prácticas a la hora de crear sus campañas de Email Marketing… No te hundas al pensarlo, pero estarás bajo el radar de los servidores de correo como «Sender» no deseado y con un «Sender Score» o «Reputación como Remitente» muy baja, y será muy difícil que tus emails lleguen a las bandejas de entrada. Pero tranquilo, porque esto le pasa a la mayoría de personas que están dentro del mundo del email marketing, pero sobre todo, no te preocupes porque tiene solución.

Por tanto, nuestro consejo es que siempre uses una IP propia, ya que serás el único responsable de tu reputación, para lo bueno y para lo malo. Esperemos que más bueno que malo 😉

 

calentamiento_de_ip_propia

 

Calentamiento de IP: Cómo hacerlo

Ahora, veamos qué es necesario para hacer un buen calentamiento de IP. Para ello, queremos ponerte un ejemplo que estamos seguros que te ayudará. Imagínate que te acabas de mudar a un nuevo bloque de pisos, y quieres presentarte a la vecina de abajo. Si en vez de bajar sola, vas acompañada de un grupo de 50 amigos, es muy probable que cuando llames al timbre tu vecina no te abra la puerta así como así, porque no sabe quién eres y encima no vas sola. Tu vecina entiende como peligroso abrirte la puerta.

Pero ahora imagínate que el primer día bajas sola o con tu pareja a saludar a tu vecina. ¿Abriría la puerta? Seguro que sí. Y si bajas de nuevo a los pocos días con un par de amigos, después de haber hablado con ella aquel día y haber tenido una charla agradable, ¿abriría la puerta? Seguro que también. Lo vamos a complicar más: imagina que después de estos encuentros con tu vecina das una fiesta y bajas con unos cuantos amigos a invitarla, ¿te abriría? La respuesta es que probablemente lo haga.

Pues este proceso es el mismo para hacer bien el calentamiento de IP. Si vas a empezar a enviar emails desde una nueva IP, eres nuevo en el «vecindario de servidores», y debes tener cuidado e ir presentándote a los servidores de correo poco a poco para que te vean como un buen «vecino». Es decir, como en el ejemplo del vecindario es bueno que vayas poco a poco y empieces enviando primero 2.000 emails, luego 4.000, luego 8.000… y así los servidores irán «abriéndote la puerta», y más viendo la calidad de tus envíos, en los que comprueban que cuidas tu BBDD, envías emails responsive, tienen una buena relación imagen/texto, cuidas los asuntos, no usas «palabras spam», etc.
 


 

Como esa presentación inicial es buena, estarás entregando el 100% de tus emails. Pero ¡cuidado!, no te calientes tú y pases de enviar 8.000 emails a 150.000, continúa con el proceso gradual. Ten calma, planifica bien y en poco tiempo estarás llegando a la bandeja de entrada de miles de usuarios desde tu plataforma de email marketing.

Te invitamos a probarlo, y si tienes cualquier duda, no dudes en escribirnos, estaremos encantados en escucharte.

*Hay casos en plataformas de marketing en los cuales compartes IP pero hay una especie de «policia» que asegura la calidad de los envíos. En estos casos estarías compartiendo IP pero el control es tal que es casi como si fuera IP Propia

**Las cifras a tener en cuenta en el calentamiento de IP difieren en algunas cifras a enviar por semana cuando se trata de B2B o B2C, ya que los servidores de correo que reciben el email son diferentes.

No Comments

Post a Comment