La lógica del unsubscribe
1926
single,single-post,postid-1926,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1,popup-menu-slide-from-left,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

La lógica del unsubscribe

unsubscribe_ted_talks

La lógica del unsubscribe

Hoy día, una persona media recibe cantidad de emails de los departamentos de marketing. De todo tipo: Ofertas de viajes, promociones de productos, comunicados genéricos, etc.

unsubscribe_email_marketing_camper   unsubscribe_email_marketing_fitbit   unsubscribe_email_marketing_northface

A veces es cosa nuestra tener la bandeja de entrada llena de emails de este tipo, porque nos damos de alta en mil newsletters, pero muchas veces es cosa de «otros», ya que nos incluyen en listas de distribución sin pedir permiso. #PiratasPorElMundo

El unsubscribe siempre a mano.

Sea cual sea la forma en la que hemos llegado a esas listas de departamentos de marketing para recibir sus campañas de emailing, dejar de recibir esa información debería ser tan fácil como que si quiero dejar de recibir esas campañas, me doy de baja de dicho comunicado pulsando «unsubscribe» (Darme de baja directamente) o yendo a algún enlace que venga dentro del comunicado donde podamos elegir qué queremos seguir recibiendo (si sólo comunicados mensuales, en base a temáticas, etc.). Como diría nuestro buen amigo de Bricomanía: «Fácil y sencillo».

Unsubscribe + Preference Center. Sello de buen «marketero».

Entonces, las empresas que realizan los comunicados deberían tener un tatuaje con una frase parecida a la siguiente: «Deja al usuario que elija lo que quiere recibir y no te olvides de incluir el botón «unsubscribe» o «preferencias» en tus comunicados».

Ir con este tatuaje por el mundo no implica que seas menos «marketero» por ponérselo fácil al usuario, como algunos piensan, sino todo lo contrario. Pero bueno, todavía hay piratas por el mundo que tienen otro tipo de pensamientos que molestan al usuario pero que dan lugar a vídeos como el de James Veitch, quien trata todo esto con un toque que nos ha encantado en Estimadonull, y ha sido inevitable hablar de ello aquí. Así que, sin más, el vídeo que formó parte del pasado TEDSummit en junio de 2016: «The agony of trying to unsubscribe» | James Veitch | TEDTalks

 

Ejemplo de buen «centro de unsubscribe»: YouTube

A continuación vemos un ejemplo de pie de email que envía en sus newsletters YouTube, y nos damos cuenta de que siguen todas las buenas prácticas que comentamos: unsubscribe, preference center, apúntate a lo que quieras, etc.

unsubscribe_email_marketing_youtube

Como diría Shakespeare: «To unsubscribe or not to unsubscribe, pero dales la opción».  Una vez seguimos los pasos de Shakespeare, ganarte la confianza y ganas de leerte por parte del usuario, te lo tendrás que trabajar enviando buen contenido. Pero esto del contenido es otra historia de la que hablaremos mucho por este blog.

*Ojo, la opción «unsubscribe» en todo tipo de comunicados que envíes, no sólo email. Por ejemplo, con SMS, incluye la palabra «BAJA» o similar. Es algo sencillo pero me da que hablaremos alguna que otra vez de esto por aquí. Esperamos que con vídeos buenos como el de James Veitch.

**El vídeo de James Veitch se llama «La agonía de intentar darse de baja», pero nosotros hemos querido llamarlo «La lógica del unsubscribe» en un intento de ética marketera.

 

EstimadoGarcía

Víctor García | #EstimadoGarcía

«Si quieres saber qué estrategias de unsubscribe y centros de preferencias de subscripciones seguimos en Estimadonull, te lo contamos encantados»

 

Descubre el mundo del unsubscribe
Tags:
No Comments

Post a Comment